domingo, 13 de septiembre de 2020

PURISMOS







AVISO: Esto está lleno de tacos. Pero lleno, lleno. Puede herir sensibilidades. La foto es para despistar.




Se acerca otra transición. Bueno, ya está encima. La transición de las transiciones, el paso de los pasos. El ciclo de los ciclos, la estación de las estaciones.
Leo mucho Twitter (lo que yo entiendo por leer mucho Twitter, que es lo justo), me gusta. Es de las poquísimas redes sociales que sigo y me gusta, a pesar de todos sus pesares; tiene mucha bilis. Pero es que el resto...puag. O empalagan o son realmente absurdas.

Al final ya sabemos por el nihilismo que nos precede que es absurdo casi todo, excepto ir en patín a toda caña, correr enfundado en ropa fosforito por inverosímiles parajes a saltitos, pegar balonazos en la fachada del vecino cuando se acaba de acostar después de su turno de noche porque "si no dónde voy a ir a jugar eh' eh?..." , y otras muchas cretinidades e hijoputismos varios que son por supuestísimo, importantísimas para y por la vida. El río que nos lleva. O eso que llaman eeeh..."ser tú mismo". O algo así.

Bueno; pues resulta que en Twitter hay un grupito (jajaja) , como no podía ser menos, de gentecita que adora el veranito y su calorcito; hasta ahí, bien. Me la chifla. Allá ellos. Suerte la suya; o suerte la silla.
Pero es que encima, encimaaaaaa...se regodean diciendo cosinas como (atención, ciudadanos y ciudadanas no comprometidas con el "arriba la autoestima"):

"Que a los que no nos gusta el verano somos unos tristes, desgraciados y/o hijos de puta" 
Tarados también, a veces; ponen. Eso. Todo el rato. Tolputoratolomismo. Y venga. Y dale. Jejejejeje. Que sarcasmo gentil. Que ironía, que que...que ingenio sutil estafilóndrico.

Ahá. Ajá. Aserejé. Y se quedan tan cojonudas. Las tias. Las tias con su dos tetas, las cojonudas de las tías.

Pues yo hoy, en mi kuki bloguecito, que para eso lo tengo, para lo que me apetezca, voy a cometer un estropicio linguístico-moral-filosoficida y me vais a perdonar los que me seguís, que os quiero, taparos los oídos y cerrad los ojos, porque hoy, sí, ahora, sí...me suelto la melena y me voy a :

"Cagar en la puta madre tetuda de las pedazo de subnormales que se regodean en el asqueroso calor de mierda todas sudadas, y que se atreven a juzgar y despotricar bazofia barata de nosotros, los invernales, invernarios, invernaces, inventarios...otoñaces, otoñeros...friosos, friantes, frioamantes,  gélidos, albinos, nivosos, nivales, ventiscosos, escarchadores...En su puta madre y toda la puta raza que las parió sucesivamente y cada una, por riguroso orden genealógico, no de otro"

No sé si me queda algo. Creo que no. Algo quedará, pero poco. Una patada en toa la boca. Pero floja. Irónica. Supérflua. Asín, entre teta y teta apunto y ZASCA, en todos los dientes, los de "alante", que salga la mascarilla que le parezca un OVNI  al Íker; pero que no manque, que es bromita, Jijijijiji. Bromita todo, cagüen tos tus fósiles, pedazo zorra percherona peluda. No sé si pillarán mi sutil, fugaz, etérea, ingeniosa metáfora. No a la violencia. Todo metáfora, prosa, dialéctica... ficción pura. Bah, no creo que se puteen, no; no se llevan los ofendiditos.


Una vez dicho esto...
Pues eso. Que ya se acerca la reina de las estaciones. Que ni me la toquen. Ni un pelo. Y se acaba al fin este bochorno indescriptible, por no decir vulgar, asqueroso, patético, ruidoso, sucio, anodino, falso, ponzoñoso y mierdero, que es el ....tachaaaaán...el verano de mierda. Verano que ya nunca serás como el de antes. Nunca. Puro. Sin nadie más que yo, contigo.
Otoño,¡ ven! Jodélos. Jódelos a todos y a todas. Puramente. Que no se note...pero bien.

Putos puntos suspensivos.











12 comentarios:

  1. Me gusta el verano en su punto justo. En mi ciudad tenemos un verano para no disfrutar de él. Las máximas que hemos llegado a lacanzar han dido de los 40º hasta los 44º y así no hay alma que salga a la calle. Las compras las procuro hacer a primera hora de la mañana, para no estar en las calles cuando azota más el calor, ni se me apetece salir de noche porque las calles están recalentadas del todo día....en casa se está mejor con el aire acondicionado puesto.

    Todos los años en verano, paso unos días en la ciudad de Cádiz, allí la temperaturas son más benignas y en la playa con la brisa del mar , se está bastante bien. por la noche sentarse en una terraza de verano y pasear por el paseo Marítimo es bastate agradable.

    Me suelo quedar por la tarde, hasta comenzar la puesta del sol y algunos días me ha costado porque cuando sopla el viento de poniente, suelo tener frío en bañador...ese verano es el que se puede disfrutar y he disfrutado yo, menos este año que no he viajado a ninguna parte....Conozco muy bien las dos caras de verano, pero la buena, la disfruto tan sólo unos días

    Que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes suerte de tener Cádiz cerca, debe ser una maravilla, con su viento y todo.
      Disfrutas de un verano apacible y estás acostumbrada a ese calor. Yo no me acostumbro. Cada vz es más insolente y duradero. Es exagerado para alguien adaptado al frío. Y las pesona mayores, ni te cuento...problemas de salud les da bastantes más que el frío.
      También pusimos aire acondicionado, fíjate...aquí, en León. Pero no es lo mism. Aunque no es lo peor.
      Lo que peor llevo es lo que provoca ese calor: aglomeraciones de gente en todas partes, la vacaciones todos a la vez, todos a los mismos lugares, que ya son todos los lugares que existen. Está todo el entorno natural hecho un cristo, y no paran...es una industria y hasta que no esté todo agotado, no parará. Y luego, la gente...Eso es otra historia. De terror más o menos. Para otra vez.
      Me alegro mucho, Antonia, de saludarte;) muchas gracias, sois muy buenos, jejjee. Disfruta, un beso.

      Eliminar
  2. Jeje! Eres la caña en persona!
    Tengo que reconocer que cada vez me gusta más el verano, creo que es por los baños en el mar, por un lado me activan y por otro me relajan, aunque suene raro es así. También te digo, el otoño sigue siendo mi preferida. Lo que tengo claro es que menos mal que tenemos estaciones, porque eso de siempre lo mismo no mola nada...
    la foto aunque sea para despistar es estupenda.
    Siempre es una agradable sorpresa visitar tu blog
    Un abrazo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía cuando me enfado, Fernando. Que loca parezco. Igual lo estoy, pero vamos a darnos un margen de confianza, jajajaja

      Muchas gracias, amigo. Por todo.
      Bueno, pues a mi no me gusta, yo creo que lo habéis intuido, jeje, luego ya en el invierno tardío lo echo de menos, como bien dices, menos mal que tenemos varia estaciones. Echo de menos el sol, quiero que pare de hace frío, echo de menos la luz, cambiar de ropa y hábitos. Pero me dura tres o cuatro días. Qué le voy a hacer. Además aquí, en León, pasas del aire acondicionado a la calefacción a toda caña de un día para otro, y esos picos no son muy saludables.
      El otoño, sí; ese sí que es guapo. Ojalá este 2020 tan perverso nos de una tregua en él.
      Un abrazo, grande, Fernando!!! (ummmh...esos baños en el mar....cuanto los echo de menos:))

      Eliminar
  3. Que texto tan grandioso sensacional
    La cancion bellisima tus palabras hermosas
    el verano el invierno las letras tus locuras
    sublimes
    y mientras te escribo te digo
    me encantaria conocerte
    mil abrazos

    ResponderEliminar
  4. Muy bien dicho. Pues sí esperemos que de verdad se acabe el puto verano amiga, espero no ofender 😁
    Yo soy de tierra caliente Moni y aguanto bien el calor, pero desde hace muchísimos años unos 50 y muchos buscaban mis padres el fresquito de Candelario. Y cuando tuvimos la oportunidad decidimos vivir en Béjar y conste que añoro mi tierra del alma.
    Me encanta el otoño y tu foto.
    Y esperemos que el próximo años podamos disfrutar más de todo que este nos está robando mucho.
    Buena tarde. Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajaja, ahí estamos, Laura, ofendiendo a saco, que empezaron ellas :D
      Claro que sí; yo aún tengo esa esperanza. Mucho, nos han robado mucho, Laura.
      Un besazo enorme!!!!

      Eliminar
  5. Jajaja, que se jodan esas hijas de la gran puta, claro que sí. Viva el otoño la estación de las estaciones. Por cierto, que foto más bonita Moni. Un abrazo desde un desahogado Cantábrico que vuelve a la normalidad otoñal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D:D Jajajaj, pues eso, hombre ya! Tanto aguantar, nooo
      Jeje, si es que el que no se entretiene, es porque no quiere...
      La foto es un lugar paradisiaco de la zona del Porma. Un paisaje leonés casi puro, del otoño del año pasado. Bien fresco, hacía. Y fíjate que luz. No hace falta achicharrarse vivo para tener luz.
      Muchas gracias, amigo, me has hecho reír:)
      Un beso y otro a ese mar Cantábrico tan normal que siempre llevo conmigo, aunque sea en la distancia.

      Eliminar
  6. Bueno pues si te has quedado a gusto genial. De eso se trata. Para eso es tu blog. Para decir lo que te apetezca y como te apetezca. A mi me gusta el calorcito. Me va bien a mis huesos. Claro que no el achicharradero que no hay quien lo aguante. Temperatura hasta máximo 30 grados al sol. La foto preciosa, y no me importaría tumbarme a sus orillas. Ale ya me puedes coger manía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno, me he quedado estupenda. Lo recomiendo.
      Que te voy a coger manía, jajaja....a ti:)
      A mi hermana del alma le encantan los 30 grados centígrados. Y ya ves....del alma somos. Vamos compaginándolo.
      Pero a esas otras pelandruscas que se regodean de la "desgracia" ajena...ni agua. Al Sáhara las mandaba yo; con refresco de cola y en bolas. Y a currar. Allí.
      Un besazo, Katy, y un placer leerte y tenerte cerquita:)

      Eliminar

Archivo del blog