miércoles, 10 de mayo de 2017

SOMBRAS







Por fin llueve. El agua quita la sed, espanta las moscas y limpia las hojas, las calles...hace que la vida lo sea de veras.
Y me alegra el día. Más o menos. Porque el concepto de alegría no es el mismo para todos. Igual que nos vestimos de una manera u otra, decimos una cosa, hacemos otra...Pero, qué hay debajo, sólo lo sabemos cada uno. Y cada cuál tiene su primavera. Y ¿de qué estamos hechos?...pues no sé los demás; pero algunos estamos hechos de leña ardiendo bajo un techo de paja, de la roca fría en contacto con los dedos, de risas recién nacidas y lágrimas que se esconden tras las hojas que vuelan con el viento; y de olor a madera mojada, del sonido de la escarcha bajo los pies cuando vuelves a casa, de manos manchadas de tierra y pulmones de carbón, de retales de sangre. De lo que sentimos un día cualquiera cuando posamos los ojos en el valle.
Porque aquel trocito que enseñamos, es sólo la sombra. De lo que somos.






Archivo del blog