miércoles, 5 de julio de 2017

MOLINA







Estamos en la cúspide de este tiempo en el que puedo decir: 

"Hablo como un ciudadano del mundo-"

Sin que los demás digan:

¡dios, está como una cabra!

Lawrence Lessig








Me he encontrado una cabra en el garaje, sola y huérfana, la he llamado ¡Molina!! ...por la canción...y se ha venido corriendo conmigo. ...porque le he llevado agua y unas lechugas muy verdes con caracoles. La linda cabritilla se había escondido porque no le gusta el sol; a mí tampoco. Así que paseamos juntas por la sombra. Le he enseñado la ciudad, las largas avenidas de colores, los parques y el joven estruendo de la noche. Hemos mirado la luna juntas, viéndola crecer. Hemos contado estrellas y oído cantar a las cigarras. Nos mira la gente al pasar, a mi cabra, mi perro y a mí; nos miran desde los coches, desde las ventanas abiertas, desde las rejas de la cárcel y las de las piscinas. Y a Molina no le importa nadie: trota a sus anchas tras mis pasos, y explora cada recoveco del mundo, y mi perro la adora, y ya no le molesta el sol.











Archivo del blog