martes, 5 de febrero de 2019

PRIMERAS VECES





Macizo del Mampodre, 2019
León




Hay que ser sublime sin interrupción

BAUDELAIRE








Cuando era una niña y mis padres nos llevaban a la montañas, las miraba, y las miraba...y no dejaba de mirarlas. Allá arriba, a sus cumbres. Hipnotizada. Tan blancas, tan lejanas, tan altas. Tan hermosas. Y, mientras las miraba, pensaba: algún día, estaré allá arriba. 
Y así fue. De las pocas cosas en mi vida que , realmente...así fueron.
Mi primera montaña fue con nieve, y fue El Mampodre. Lo más curioso de todo ello es que es ahora cuando comprendo lo que eso significó. No tanto aquella felicidad absoluta, tan primera, de sentirme allí, que fue mucha; sino más bien....que me sentiré allí siempre. Siempre que yo quiera, .....Siempre. Porque estuve. 
Igual que la primera vez que vi el océano. El mar. Azul. Infinito.


Mis primeras canciones fueron las que me ponía mi hermano mayor cuando estuve malita de la varicela, sólo así dejaba de llorar. The Beatles, Zeppelin, Bob Seger, Simon and Garfunkel, Supertramp, Lou Reed, Tequila...en fin, no estaba mal para un bebé.
Mi primer recuerdo es de la mano de mi madre. Mi Madre...
 Mi primera y mejor amiga, una Princesa; mi hermana.
El primer beso afortunadamente queda irremediablemente reemplazado por  Su primer beso.
La primera vez que pregunté por la luna, en tercero de EGB (sí, aquello) no supieron contestarme. Y mis primeros profesores, los que me hicieron un regalo mágico que aún conservo, la insolente y buena costumbre de pensar.
Mi primer gran concierto, multitudinario concierto, fue siendo una tierna, linda y boba adolescente, con mi tía en Alicante. Me llevó de vacaciones, y yo la llevé a ella al concierto. Fue un concierto de Loquillo. 

Estoy hecha de retales. Y todo lo que amo, o todo lo que soy, más todo lo que tengo y lo que no tengo....es de otros. Aunque me gusta pensar que soy yo, la verdad, esa ingrata que siempre viene a molestar, es que soy otra. Y esa otra que hicisteis vosotros...ese "vosotros" inclasificable ...ese legado,  lo que nos llega y nos toca y nos marca y nos moldea, es, mucho mejor que yo. Al menos mucho mejor de lo que yo creía.

Gracias. Gracias. Gracias..........................................................................................................................




....yo tenía mucha fe en mí mismo y sabía que, algún día, saldría de todo aquello. Pero, de momento...

FRANCISCO UMBRAL






Para ti, mamá: porque hoy no es el día de la mujer, ni el día de la madre, ni tu cumpleaños.
 Porque hoy es sólo hoy, y tenía que hacerlo. Hoy.














.

Archivo del blog