martes, 27 de abril de 2021

NADA

 



 Sentimiento mestizo es la tristeza. 

 Invita a entrar y te pregunta,

 ¿sabes de qué estoy hecha?


Ambivalente

 lánguida

perseverante.


 Ira, alegría, odio, risa,  amor,  esperanza...reconocibles, estáticos.

 Ella, no. 

No la tienes, no es tuya

 de nadie. 

Te invade, te descubre, 

te tiene ella. Te sigue

 sin molestar ;

 tu compañera. 


Huele a veces a esperanza

 una pizca de esa certeza extraña 

de poder volver a poder. 


Puedes incluso verla sonreír. 

aún llorando. 

Por ti 

 por todo lo que tú no.


Se compadece, se sienta en tu sitio

 te enseña el mundo a través

 de un velo de agua 

distorsionado

 que es como es el mundo en realidad.


Y recuerdas el mar, 

el viento en el pelo

 la voz de tu madre

las mañanas de luz temprana y amarilla

las primeras risas juntos. 


Y la verdad es mucho más triste 

que la tristeza misma. 

 No por ello menos bella

 porque la tristeza 

es comprender.


 Y no.

No es melancolía. 

O  nostalgia, añoranza, morriña, "saudade"... No.

Ni es  sutil , sofisticada,  romántica.

 No.

Ni sale en los títulos de crédito del poema. 

Es nada. 

 y descubrir qué es nada.  


No tiene miedo.

la emoción antigua

 primaria, insidiosa,

¿ invencible?

Ella puede al miedo. Los niños tristes ya no tienen miedo 

las mujeres tristes ya no tienen miedo

 los animales tristes ya no tienen miedo

las noches tristes nunca tienen miedo.


Una conclusión inacabada. 

El problema sin solución resuelto. 

Y se ancla, te aferra a algo

que es nada. 

que es nadie. 


Inevitable, libre. 

Las hojas de otoño de pronto en  primavera.

 ¿Sabes, repite,

de qué estoy hecha?


Pues claro.

De nada

inolvidable.


Archivo del blog