lunes, 11 de diciembre de 2017

VOLVER






Viento
Nieve, blanco, agua, piedra. La luz en el musgo. Abismo. El tiempo. Tu silencio. La flor que vive arriba solitaria.


Mi ruido. Mi codicia. Latidos cansados, alma de plástico, manos cobardes, ojos ansiosos.
Lo poco que tengo te anhela.
Lo poco que soy, 
te ama.





Nunca me suelo acordar del "día de..."
Hoy es el día internacional de las montañas. Y yo no tengo una foto reciente de ellas para poner, pues hace un poco que no voy. Y la quiero reciente. Debería volver. Porque no es ir, sino volver.

Les dedico, sin embargo, mi flor tejida en punto en la cortina de la ventana a la que frecuentemente me asomo para verlas a lo lejos. De qué color visten hoy, cuántas nubes las cobijan, si las ronda el arco iris...Hoy sí. Las ronda.

¿Os acordáis de cuando en el cole nos mandaban hacer una "redacción" sobre un tema? Eso ya no sé si existe, o si se llama así. Probablemente se llame "expresión escrita de texto y percepción de la realidad del sujeto  orgánico que la firma"...o algo así; y la calificación de la misma se llame, tal vez, "adecuada, muy adecuada, no adecuada, muy poco adecuada, y peligro: sujeto subversivo" Es posible, tal vez. Antes era de 0 a  10, o de insuficiente a sobresaliente, o en su defecto, "el próximo día que no la traigas hecha te vas a enterar, y tu mamá también"

Al grano. Hoy voy a hacer una breve redacción. Se titula: Las Montañas.

Las montañas son elevaciones de la corteza terrestre provocadas por los movimientos de las placas tectónicas.
Existen muchas clases de montañas...aunque todas ellas tienen una característica en común: a los hombres, a partir de un cierto momento en su evolución cultural, les ha dado por subirlas. Por escalarlas, conquistarlas. De diversas formas y en diversos matices, diríamos que las montañas, sagradas desde tiempo inmemorial, han acabado por embrujar al ser humano.

Pero, ¿que fuerza o deseo extraño nos lleva a hacer eso? Para unos, simplemente que están allí. Que ya es bastante sutil, aunque a priori no lo parezca. A otros les mueve el afán conquistador, a otros el ansia de superación personal, otros son románticos, otros deportistas, otros todo a la vez. No tienen porqué tener nada en común estas personas. De hecho, la mayoría de conversaciones y discusiones sobre este tema, acaban como "el rosario de la aurora"...y eso os lo cuento yo, que lo visto...

Al margen de "etiquetas" y otros intereses y juicios de valor...
....yo sólo quería decir que vivo la montaña, desde muy pequeña, como una parte de mi misma. No entendería la vida si no existieran.
La montaña, al igual que una segunda madre, me lo ha enseñado todo. Mi madre de verdad me enseñó a ir a ellas.
Las mejores decisiones de mi vida las he tomado respirando allá arriba. Los momentos más lúcidos los he experimentado en sus valles altos. Las emociones más profundas, más arraigadas, las que mejor podrían definirme, fueron cinceladas entre sus rocas, desventíos, majadas, ventisqueros. Mi esencial forma de ser mana de sus formas, del estruendo del viento en sus poderosas paredes, del agua cayendo furiosa por las canales y canchales, de mirar sus abismos y los fondos eternos de sus jous.
Cualquier matiz, en último término, en que mi mente percibe el mundo, y a mi misma, fue parido en las experiencias que pasé en ellas. El miedo y el valor, la incoherencia y la templanza, la belleza y el horror, la felicidad y el hastío.

Todo.

Y mi cuerpo se acostumbró a sus curvas, al esfuerzo, a caminar por caminar hasta que la mente queda vacía, a la resistencia, la lucha ...y la recompensa.
Cuando este mundo de pvc y sonrisas made in benzodiazepinas y compañeras me ahoga, sólo tengo que volver a mirarlas, están grabadas en mi mente y en mi corazón, esculpidas en mis venas, tatuadas en la mielina de mis neuronas.

Y sólo quiero volver. Todo el rato. Todo el tiempo. Y sólo entiendo las cosas de la vida imaginándolas como una ruta sin retorno por los senderos de sus bosques, por sus laderas, valles, canales, paredes, collados, horcadas, cascadas, precipicios, bosques. Cumbres.
He sido a veces muy crítica con la actitud de algunos montañeros, su exposición al riesgo, su purismo....pero es inevitable. Les pertenezco. Al final, no hay nada que entender. Hasta la gente que te quiere lo entiende cuando te ven allí. Aunque duela y cueste. Es muy fácil de comprender cuando se va y se siente lo mismo.

Debería volver....










26 comentarios:

  1. Aunque sea de vez en cuando, me diría yo...
    Una entrada preciosa, la música y la foto dan alegría, mucha vida. Los textos como siempre geniales, llenos de buenos toques y sentimientos.
    Un abrazo Mónica, que pases una buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Fernando😉
      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Que el arte de tus ojos nunca apague su mirada
      feliz diciembre
      Gracias por comparitir belleza

      Eliminar
  2. Leerte me ha producido las mismas sensaciones y las mismas emociones que cuando subo a nuestras montañas.
    No saben lo que se pierden quienes no conocen y sienten esas sensaciones y emociones..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, amigo y montañero
      Un beso y a Mila dos, jejejjjj

      Eliminar
  3. Oye, pues yo he ido a casa dos hoy dos veces, primero leyendo a Muir y ahora leyéndote a ti... Qué bonito, Moni 😍

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo voy a casa todos los días😂😂
      Gracias, un beso Vega

      Eliminar
  4. Jo, me ha encantado el detalle de subrayar el título de la redacción ;) Es genuino! En los tiempos de hoy denota "un sujeto potencialmente subversivo" :D :D :D
    Las montañas, el camino, son de verdad, son la verdad. Por eso nos atraen. O por lo menos a los que alguna vez hemos sentido la llamada. Se me ha pasado lo del "Día Mundial de la Montaña". Me da igual: me parece bien que se celebre, yo no lo necesito: como tú bien dices, las montañas siempre están ahí, las tengo muy presentes.
    Un besazo, Moni

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genuino!! Pues claro, sin ese detalle no sería lo mismo, jajaj...muy bueno Xibeliuss😂😂
      Un beso

      Eliminar
  5. Qué bonito, Moni. Fíjate que a mi de niña me encantaba cuando me mandaban una redacción, ahora no se si me gustaría tanto.. cada vez voy teniendo menos imaginación (y mira que siempre tuve mucha)... En fin, que te ha quedado una entrada preciosa. Me encanta esa flor en la cortina por la que te asomas, jeje. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, gracias Verónica😉
      Si que tienes imaginación, y mucho arte y simpatía
      Un beso

      Eliminar
  6. Precioso todo, amiga... Nos has llevado, desde tus sueños, a las montañas...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. A mi también me gustaba escribir redacciones sobre todo cuando nos decían -hoy, "tema libre" y podéis hacer un dibujo- y lo de poder escribir sobre lo que quería y ¡encima con dibujo! me encantaba, muchas veces eran paisajes y en ellos no faltaban las montañas y un rio ¡ah! y el subrayado del título :) es verdad, eso siempre.

    La entrada - texto y la imagen de esa flor bordada que las dedicas- es un bonito homenaje a las montañas; hay algunos párrafos que especialmente me gusta leer, los que empiezan así:
    *Las mejores decisiones de mi vida las he tomado respirando allá arriba...
    *Y sólo quiero volver. Todo el rato. Todo el tiempo. Y sólo entiendo las cosas de la vida imaginándolas como una ruta...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!
      El tema libre a mi me encaraba también...
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  8. Tenemos esa costumbre, de poner un día para todo, hace un tiempo leí a un amigo montañero que no podía ir a la montaña por un lesión una frase: "que estén tranquilas las montañas, aún las amo", eso hacemos lo que vamos, amarlas y en ese amor estamos sumergidos, es algo complicado de explicar, como se puede amar así y querer estar siempre, añorarlas y desearlas de esa manera... ahora te leo a ti y siento lo mismo que nuestro amigo Tejón, me haces sentir que estoy ahí... y yo quiero ir siempre. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, Carlos, incluso en la distancia.... O más
      Un abrazo!

      Eliminar
  9. Las montañas subyugan, nos atren como un imán. He caminado por ellas y me he sentido feliz, aunque vaya agotado. Hay que volver a ellas.
    Las redacciones ahora ni se sabe cómo son ni de qué se hacen, aunque recuerdo que cuando me decían escribe sobre un tema me quedaba en blanco. Ahora se hace de otra manera, no sé si mejor o peor que antes, pero se intenta darles pautas y etiquetas para que puedan ir erscribiendo algo y no se queden en blanco como me pasaba a mí
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese "agotamiento buscado" es por algo...Estoy de acuerdo contigo.
      No sé ahora...yo creo que a veces quedarse en blanco es bueno, frustrarse es bueno, errar es bueno, tropezar es bueno...al menos en el monte, hay que aprender a tropezar, a caer...a levantarse.
      Gracias Valverde, un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  10. ____________________*Paz*
    ___________________*Unión*
    __________________*Alegrias*
    _________________*Esperanzas*
    ________________*Amor_Sucesos*
    ________________*Realizaciones*
    ______________*Respeto_armonía*
    _____________*Salud__solidaridad*
    ____________*Felicidad___Humildad*
    ___________*Cofraternización__Pureza*
    __________*Amistad__Sabiduría_Perdón*
    _________*Igualdad_Libertad_BuenaSuerte*
    ________*Sinceridad_Estima__Fraternidad*
    _______*Equilíbrio__Dignidad__Benevolencia*
    ______*Fé_Bondad_Paciência_Ventura _Fuerza*
    ____*Tenacidad-Prosperidad--_Reconocimento***
    __*Son mis deseos Felíz Navidad y Año Nuevo 2018*
    ___________________ (¨`•.•´¨)
    _________________`•.¸(¨`•.•´¨)
    ____________ ×`•.¸.•´× (¨`•.•´¨)
    ___________________.(¨`•.•´¨). .×`•.¸.•´

    😘😘😘😘😘😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un cielo, katy, pero un cielo guapo, guapo!!!
      Muuuchos besos

      Eliminar
  11. Hola Moni!
    Que bueno, tienes razón en lo de "cómo serán ahora las redacciones". Por no hablar del porcentaje que escribirán estilo wasap: "Staba yo x ahí ke kería ir de excursión...". Casi prefiero no saberlo.. :-)
    En cuanto a la montaña... Pues eso, que siempre está ahí para el que la sabe ver. Al que ya la Visto (con mayúsculas), poco hay que explicarle. Y al que no.., pues lo mismo, poco le puedes explicar.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  12. Jejjeje...es verdad, Óscar..
    Y con la montaña...lo que has dicho muy acertadamente: sobran las explicaciones😉😊
    Muchas gracias, un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  13. Volver a ellas... Y cuanta paz se encuenta siempre arriba.
    Te deseo un buen 2018 Moni que podamos seguir descubriendo esa calma en lo alto de la montaña 😉 o sentadas en la arena comtemplando el mar... Feliz Año Nuevo. Seguimos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Laura! Igualmente, feliz año😊

      Eliminar

Archivo del blog