sábado, 14 de mayo de 2016

OVER THE HILLS





Abril de 2016, En algún lugar




Me contaron de muchos y muchas que desaparecieron tras las colinas. Así, con lo puesto, sin despedirse, algunos con las tres vacas que cuidaban en ese momento.
 Unos pocos regresaron, después de años, con sus tres vacas incluso...y pudieron contar su historia. La realidad supera la ficción cuando esa realidad, la de veras, te toca. Quizá algún día, cuente alguna.
Eran otros tiempos; de guerra,  barricadas, tiros a lo que se mueva, oscuridad, confusión. Tiempos sólo para sobrevivir. 
 De manos manchadas de la sangre de hermanos; de maquis allá, y de almas inquietas en cuerpos paralizados alrededor de una lumbre acá, esperando.  En  esa espera, tallaron los pilares de unas vidas ya rotas desde nuevas, a su pesar inolvidables, e inolvidables también por dignidad, y porque es lo que tenían para empezar de cero: saber qué pasó. O, para ser más preciso y justo: jamás olvidar lo que sabían que pasó.
Algunos de aquellos niños y niñas llegaron a viejos. Y los viejos, cuentan historias. Sus historias, las mías. Y son, como no podía ser de otra forma,  inolvidables. 
Porque cuando olvidamos lo que fueron, desaparece lo que somos. Por coherencia. Por honestidad. Por sus nombres. Porque las colinas siguen allí.
Por la memoria.









20 comentarios:

  1. Me encanta la entrada,Monica, más cuando hace tan solo unos días he leído Luna de lobos de Llamazares, por recomendación de quién ya tu sabes, y que por cierto me tiene preocupado. Tantas historias parecidas en tan similares lugares.
    Un abrazo, pelin triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te pongas triste, que la tristeza se transforme en la alegría de poder recordar, le pese a quien le pese.
      ¿Por qué estás preocupado? Ella está bien:) Muy bien, nadando . Esperemos que le entran ganas de volver a publicar, eso sí:)
      Un beso

      Eliminar
  2. Es una foto muy de sierra: de la soledad de la altiplanicie y de lo dura que puede llegar a mostrarse. Mi Sanabria también fue territorio de huidos: muchos cruzaban La Cabrera, La Segundera, Valdeorras, Tras os Montes... uf, tiempos duros que tan bien contaron Llamazares, Ramiro Pinilla... o los que sobrevivieron.
    también un poco triste mi abrazo esta vez, Moni.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bella Zamora y que cercana, la siento al lado, vamos, como que está al lado jajja, pero más al lado que otras que también están al lado, pero como si no estuvieran:)
      Pues eso. Un besazo

      Eliminar
  3. Una época oscura que no debemos nunca olvidar.
    La foto es preciosa, el encuadre, la profundidad del paisaje y ese bonito procesado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de que te guste Fernando. Una época oscura, sí, aunque me la aclara el tono luminoso de los ojos de mi abuela, siempre presentes:)
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  4. Claro, que si no lees el texto.... Sabiendo el tiempecito que hemos tenido, parecen unos familiares que se encuentran camino de la fila para subirse al arca de Noé que les debe salvar del diluvio.
    Vale, eso era otra historia. Se me ha ido la olla :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajjajjajajajja, mi olla también se va frecuentemente, con confianza. Esa ha estado muy bien XDXDXD

      Eliminar

  5. Es una tristeza pensar que existen generaciones que viven dentro de la desinformación de su pasada historia, otras, dentro del interesado olvido. Mientras, algunos no llegaron a pasar al otro lado y siguen durmiendo su sueño en cunetas o parajes bien ocultados.
    La foto es suave, endurecida por esas desnudas ramas del primer término.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien lo dices. El olvido casi siempre es interesado. Pero de poner fotos espeluznantes en celebraciones bien que se acuerdan. Pena.
      Un abrazo? Antes me mandabas un beso XD
      Un beso:)

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Muchas gracias Germán!!! Un fuerte abrazo norteño:)

      Eliminar
  7. Muchos se fueron, algunos regresaron, la memoria se pierde cada vez más en una sociedad que por lo único que pierde el culo es por sálvame o supervivientes... Así nos va.
    La foto me gusta.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí; y por Panamá XDXD
      gRACIAS Juan Carlos, un besazo

      Eliminar
  8. Moni, una entrada muy emotiva. Me ha gustado de manera muy particular ese texto que dice:"Porque cuando olvidamos lo que fueron, desaparece lo que somos"
    Por ellos y por su historia, no hay que olvidar.
    La fotografía preciosa, y aderezada con esa música hace el conjunto muy completo.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  9. Hermosa vista en la distancia, y en el fondo de los caballos y un burro. Me gusta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Giga:) el burro era, además, muy simpático:)
      Un beso

      Eliminar
  10. La memoria no debería perderse, pero está claro que se pierde en cuanto una o dos generaciones se suceden... Por eso vemos que las cosas, las viejas cosas, se terminan repitiendo... Nadie aprende en ojo ajeno... Es triste, pero es asi

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdaderamente es así, una pena, y seguimos y seguiremos tropezando con las mismas piedras.
      Un abrazo Ildefonso :)

      Eliminar

Archivo del blog